Perro apestoso ¿Por qué apesta mi perro?

Aunque amas mucho a tu tierno perro, la próxima vez que se incline para un beso, retrocedes horrorizado por el hedor que emana de ella. ¿Ella rodó en algo muerto? ¿Ella irritó una mofeta? ¿Se metió de nuevo en la caja de arena? Hay una variedad de causas de olor a perrito, y si no puede quitarlo con un buen baño, es probable que requiera una visita a su veterinario para diagnosticar una afección médica subyacente. Aquí hay siete razones por las cuales su perro puede oler mal.

Enfermedad dental

¿Sabía que la mayoría de las mascotas, hasta el 85 por ciento, mayores de tres años tienen alguna forma de enfermedad dental? Tú también lo harías si pasaras tres años sin cepillarte los dientes. A las pocas horas de una comida, la placa pegajosa comienza a acumularse en los dientes de su mascota, endureciéndose lentamente en un sarro similar al cemento. La placa y el sarro están cargados de bacterias, lo que provoca gingivitis e infecciones Si bien un ligero olor es normal para las mascotas, el aliento apestoso para perros indica una infección dental subyacente, un diente enfermo o un tumor oral.

Enfermedad de la riñón

Las mascotas con enfermedad renal sufren la incapacidad de eliminar los productos de desecho del torrente sanguíneo, que se acumulan y pueden crear un olor a amoníaco en el aliento de su perro Algunas personas también dicen que las mascotas en insuficiencia renal tienen un olor metálico en la respiración. Si la función renal de su perro disminuye, es probable que también note un aumento en la sed y la micción. A medida que la enfermedad renal progresa y su mascota no puede tomar suficiente líquido para eliminar las toxinas que se acumulan, puede tener náuseas y vómitos, o no querer comer.

Diabetes

Las mascotas en la diabetes en etapa tardía también pueden tener un olor único en la respiración. Si su perro no produce suficiente insulina o no usa la insulina adecuadamente, su cuerpo no podrá usar los alimentos que come para obtener nutrientes. Sin una nutrición adecuada, a pesar de cuánto come, su cuerpo comenzará a descomponerse en busca de nutrientes, lo que genera cetonas. Cuando tu cachorro está creando cetonas, su aliento tendrá un olor distintivo, que algunos dicen que huele a quitaesmalte, mientras que otros dicen que el olor es dulce.

Infección de la piel

Los perros con piel arrugada, como los bulldogs ingleses, Shar Pei o pugs, son propensos a desarrollar dermatitis del pliegue de la piel Este trastorno cutáneo apestoso ocurre debido al contacto cercano con la piel, creando un ambiente cálido y húmedo perfecto para un crecimiento excesivo de microbios superficiales, como bacterias y levaduras. Estos organismos producen toxinas que causan irritación e inflamación, descomponen la barrera cutánea y provocan una infección.

Las alergias pueden causar otras infecciones de la piel. Las alergias en los perros se manifiestan en la piel con picazón, en lugar de los ojos llorosos y estornudos como lo hacen en las personas. Mientras su cachorro se rasca, lame y mastica su piel, ella la traumatiza lo suficiente como para dañar la barrera cutánea, permitiendo que las bacterias entren por las roturas en la piel, que conduce a una infección maloliente.

Infección de orejas

Las alergias en las mascotas también son una causa común de infecciones del oído. Algunos perros pueden ser simplemente propensos a desarrollar infecciones del oído debido a su anatomía, como los sabuesos con orejas largas y caídas que atrapan la humedad. Los perros que nadan con frecuencia sin una rutina adecuada para secar los oídos también es probable que desarrollen infecciones recurrentes del oído. Similar a las infecciones de la piel, el ambiente cálido y húmedo en los oídos es ideal para que las levaduras y las bacterias se instalen y se hagan cargo. Los desechos normales en las orejas de su perro no deben tener olor, pero cuando nota un hedor particular proveniente de sus orejas, o un temblor y rasguños excesivos en la cabeza, Es hora de una visita a su veterinario.

Problemas del saco anal

Los sacos anales son dos glándulas pequeñas ubicadas a cada lado del recto de su perro que emiten un líquido delgado y maloliente cuando su mascota defeca. Ocasionalmente, las mascotas pueden sufrir infecciones o impactaciones en el saco anal, lo que hace que lamen su extremo posterior excesivamente o se escabullen por el piso para aliviar la presión de los sacos anales completos Si su mascota muestra signos de problemas de saco anal, programe una visita con su veterinario para una expresión manual antes de que los sacos anales de su cachorro se rompan y formen un absceso, que también puede crear un hedor bastante.

Flatulencia

Algunos perros tienen gas lo suficientemente potente como para limpiar una habitación, generalmente después de haber comido algo particularmente desagradable, como basura mohosa o una carcasa podrida. A menudo, estos casos graves de flatulencia van acompañados de vómitos y diarrea si su perro comió algo que no debería haber comido. En ocasiones, la dieta de su mascota puede simplemente no estar de acuerdo con su sistema gastrointestinal, y un cambio de comida está en orden Si cree que el gas de su cachorro está fuera de lo común, es hora de visitar a su veterinario.

Si nota un olor desagradable proveniente de su perro y no puede eliminar el olor con un buen baño, puede haber un problema de salud subyacente. En caso de duda, comuníquese con su veterinario para llegar a la raíz del problema.

Si continúas usando este sitio, aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies en esta web están configurados para «permitir las cookies» y ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues usando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en «Aceptar», estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar